Los mandamientos del triatlón

Actualizado: 13 de mar de 2018

Te vamos a contar todos los trucos que hay que saber para enfrentarte al triatlón. En este artículo los consejos para la natación en piscina.

¿Eres nuevo en el triatlón? ¿O por el contrario te conoces todos los trucos de este deporte? Estamos seguros que, sea cual sea tu nivel, aquí tienes un buen glosario de ideas que bien puedes llamar mandamientos. Hasta que no hayas aprobado estos cien consejos no eres un triatleta de los pies a la cabeza. ¿Seguro que lo eres?

SWIM

La natación es, con diferencia, el sector que más cuesta entrenar al triatleta medio. Muchos llegamos tarde a un deporte que conjuga una  alta especificidad en cuanto a técnica y físico, y realmente cuesta acercarse a la natación si en tu juventud nunca te has acercado con cierto hábito a la piscina. Si es tu caso no desesperes, tenemos varios consejos que seguro te van a ayudar a mejorar.

En la piscina

1. Por tu calle Escoge bien tu calle en función del nivel de natación que tengas. Todas las piscinas suelen estar divididas en calles para clases particulares y otras abiertas para nadadores que van por libre. Si es tu caso, elije la que mejor se adapte en función de lo que allí veas. Si en tu piscina habitualmente eres de los rápidos, de los que nadas en la calle ‘avanzada’, lo más normal es que en otra piscina sigas ese mismo patrón, pero te aseguramos que el nivel de natación que hay en muchas piscinas municipales españolas no es el mismo que hay en piscinas australianas, norteamericanas... Especialmente en niveles altos.

2. Respeta el turno Si llevas a pies a alguien por tu calle, cuando llegues al borde d e la piscina déjale pasar. Hazle un gesto o directamente dile que pase; no es cómodo nadar con alguien que en cada brazada te va quitando metros. Ni tú ni el que te persigue nadaréis al ritmo que mejor se adecúe a cada nivel.

3. No agobies Si, por el contrario, eres el que viene por detrás comiendo metros en cada brazada al nadador que te precede lo mejor es que trates de adelantarlo al llegar al fondo de la calle, a no ser que no compartas con nadie más la calle y no molestes a nadie. Si estás a punto de alcanzar a álguien aprovecha para cambiar de estilo y ajustar el largo hasta adelantar en el volteo o llegada a fin de calle. Lo correcto, si has alcanzado a otro nadador en el borde la piscina, es que éste te deje pasar pero asegúrate con un gesto/pregunta para cerciorarte de que sales tú.

4. ¿Estás parado? No nos referimos a que estés sin trabajo, no. Estamos acordándonos de esos momentos en los que paramos al final de la calle junto al borde de la piscina a descansar un rato. Lo mejor es que te pares y esperes todo lo que tengas que esperar lo más pegado posible a la corchera de la derecha, a fin de dejar libre la zona de volteo o llegada de la calle para aquellos que están nadando contigo. Es habitual encontrar a nadadores ‘de charla’ y dificultando el tránsito junto al borde de la piscina.

5. Por la derecha Existe una norma internacional a la hora de nadar en piscina. En las calles compartidas (lo más habitual para la mayoría de nadadores) se sigue el sentido antihorario, nadando siempre por la derecha de la calle. ¿Por qué? Muy sencillo... porque un nadador diestro respira por la derecha y en este lado es donde se ubican las corcheras, preservándonos de las olas producidas al cruzarnos con un nadador de otra calle. Al girarnos hacia la derecha nunca nos molesta la ola producida por el paso de nadadores en sentido contrario y por la misma calle. Si eres zurdo no te preocupes, seguro que ya has aprendido a convivir con las dificultades de la vida e incluso a respirar indistintamente por la derecha e izquierda.

6. ’Juguetitos Si vas a nadar solo, un truco para que la sesión sea más amena es llevar algunos aparatos que te permitan hacer modifica ciones técnicas de tu natación, como palas, aletas, tuba o pullboy. Te permitirán avanzar técnicamente y segmentar tu sesión de natación. Busca asesoramiento técnico de su uso en clases de natación con personal cualificado, y cuando sepas para qué sirve cada herramienta sabrás cómo poder hacer más divertida tu sesión de natación. Eso sí, ya sabes que te expones a ser apodado en la piscina como ‘el cacharritos’, pero verás cómo más de uno acaba apuntándose a comprar nuevos

13 vistas