GORRAS DE LATEX VS. SILICÓN.




¿Qué opción es mejor?

Cuando se trata de gorras de natación, muchas veces escuchamos que las mejores son las de silicón, y que conviene comprar una, pero ¿qué tanto necesitas una gorra de silicón?

Gorras de latex.

Se trata de las más comunes. Te las regalan en los eventos, en el club o las compras por un precio bajísimo. Son delgadas, resistentes, y con el debido cuidado, no se gastan tan rápido. A diferencia de las gorras de tela, comunes cuando alguien inicia a nadar, estas no son porosas, y ayudan a mantener una buena temperatura si el agua es fría. ¿Desventajas? no son tan hidrodinámicas como las gorras de silicón, y, si las dejas al sol o en calor, se convierten en una masa pegajosa que definitivamente no te volverás a poner. 

Gorras de silicón.

Son las más populares entre los nadadores experimentados, principalmente debido a su durabilidad. Bien cuidadas, pueden durarte años, incluso si te la pones seguido. Son más hidrodinámicas por sus capacidades elásticas. Como desventaja tienen el precio, que suele ser algo más elevado que el de las gorras de latex.

¿Te conviene gastar en una de silicón?

La gorra que tengas te servirá de gran manera si la cuidas. Si ya tienes una de latex o de silicón, la recomendación es que sigas con ella. No es necesario estar comprando gorras por montones, y menos si no las necesitamos. Los materiales con las que están hechos suelen generar muchos contaminantes en su proceso de fabricación, por lo que te recomendamos que la gorra que tengas, la cuides y la hagas durar mucho tiempo. ¡Cuida el planeta!

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo